Pendientes

Aquí encontrarás pendientes para tus orejas, y no importa si están perforadas o no, puedes elegir el tipo de agarre que necesitas para tus pendientes:

PENDIENTE BOLA
Son ideales para orejas perforadas porque tienen una pequeña bola o gema al final del poste que se mete en el agujero. Para que puedan dar un toque de brillo en ese lugar exacto.

PENDIENTE GANCHO 
Cómodos y sencillos de colocar en orejas perforadas, ya que no necesitan tuerca. Suelen utilizarse para pendientes pesados ​​o con elementos decorativos llamativos al final. Suelen caer en cascada o en forma de gota, por lo que el accesorio en forma de gancho estiliza la silueta.

PENDIENTE DE CLIP
En la década de 1950, los pendientes de clip se habían vuelto increíblemente populares. Las orejas perforadas eran prácticamente desconocidas en ese momento. Siguen siendo populares hasta el día de hoy porque son simples, fáciles de usar y económicos de producir. Este tipo de pendientes tiene una parte posterior ancha con una barra de tensión en el medio. Para ajustar el pendiente, simplemente dobla la barra de tensión hacia adentro o hacia afuera. Puedes encontrar otra versión con tornillo para regular mejor la presión en el lóbulo de la oreja.

Mostrando los 8 resultados